¡Consultá Ahora!
  10 de Diciembre de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Enero de 2003
Luciano Castro
Por La Vuelta
Alternó el descanso con un papel en “Son Amores”. Decidido a volver al ruedo, firmó con Pol-Ka para integrar el elenco de “Durmiendo con mi jefe”, con Francella y Brandoni.
 

¿Qué balance te dejó el 2002?
A nivel laburo creo que fue bueno porque hice lo que quise, o sea decidí no laburar tanto porque a principio de año tuve un hijo y elegí quedarme más tiempo con él. La verdad es que no quería trabajar todo el año y perderme la posibilidad de estar con él. Cuando salió la oportunidad de hacer “Son Amores” decidí hacerlo porque consideré que sería una pelotudez no hacerlo, teniendo en cuenta el éxito que estaba logrando. El papel era bueno, el personaje era bueno, la historia era buena, ya conocía a los chicos... Entonces me pareció muy tonto no hacerlo. Te repito, fue bueno porque hice lo que quise. Y terminó mejor, porque ya firmé contrato con Pol-Ka para trabajar en “Durmiendo con mi jefe”, el unitario de (Guillermo) Francella y (Luis) Brandoni.

¿Esa decisión de no trabajar tanto te hizo rechazar muchas propuestas?
Rechacé dos ofertas. Una porque no me convencía y la otra porque no llegamos a un acuerdo económico. Pero eso en cierto punto me alegró porque me permitió estar con mi hijo. Creo que laburar en una tira implica estar desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde, todos los días. Entonces se hace más difícil. Mi laburo es mi pasión, mi divertimento, pero mi familia es más importante que eso...





¿Fue muy raro estar sin trabajo?

Yo estuve sin laburar un año. Eso fue lo máximo que estuve, porque después pude trabajar siempre. Creo que te adaptás porque es algo que elegís vos. Igualmente, te dan ganas de laburar, no voy a decir que estuve un año sin hacer nada y que está todo bien. Me parece que sentís el vacío de no estar haciendo lo tuyo, lo que te gusta. Encima como yo no veo televisión, cuando me comentan algo te dan más ganas de trabajar. Pero no es grave ni es la muerte de nadie. Es un poquito del cambalache en el que vivimos. Los que tenemos laburo somos privilegiados y los que hacemos algo que nos gusta somos doblemente privilegiados. En ese terreno nos movemos los actores, por lo menos los que no somos primeras estrellas. Seguramente ellos se moverán de otra forma y tal vez pensarán distinto.

¿Qué esperás de “Durmiendo con mi jefe”?
Yo espero que el proyecto brille, que se pueda lucir y que esté bien. No dudo de eso porque es un producto de Pol-Ka y va a estar cuidado hasta las últimas consecuencias. Aparte protagonizan dos pesos pesados como Francella y Brandoni, que no creo que dejen nada librado al azar o que los pueda perjudicar. Tengo mucha confianza en el proyecto y por eso me embarqué en él.

¿Te quita presión estar tan bien rodeado?
Yo nunca laburé con presión. Puedo haber tenido nervios en cuanto a querer hacer o interpretar una escena de una forma y no lograrlo o ver que no me salió como yo esperaba. Eso me pone inquieto. Yo presión no siento porque consideró que nadie le puede meter presión a nadie. A mi nadie me regaló nada, y estoy donde estoy únicamente por mérito propio. Ya laburé en Pol-Ka cuatro años, entonces no tengo la presión de decir: “uy, entro a un lugar nuevo”. Aparte creo que la presión perjudica, y yo tengo que estar muy relajado y metido en lo mío para poder hacer las cosas bien y tratar de brillar, que es lo que todo actor busca cuando encara un trabajo.

¿Tuviste que pagar el costo de haber surgido en “Jugate Conmigo”?
Sí, totalmente. Me costó mucho el hecho de que me cataloguen como actor. Pero como te decía, a mi nadie me regaló nada y me chuparon un huevo todos. Yo fui y estudié, me capacité, me preparé, me fui a vivir afuera y volví e hice todo lo posible para empezar de cero como para despegarme de la imagen de “Jugate Conmigo”. No esperé a que venga alguien a decirme “vení que yo te voy a ayudar...”, y tuve la suerte de trabajar siempre, desde mis inicios, con actores grossos. Y ellos te dan una gran mano. Aunque no te la ofrezcan, porque ves cómo se mueven. Y creo que en eso fui también un privilegiado, porque toda esa gente me brindó la posibilidad de aprender gratuitamente.

¿Te manejás con Internet?
No, ni sé cómo se prende la computadora.

¿No te interesa?
No es que no me interese, porque cada vez que veo todas las cosas que se manejan con Internet o que se pueden hacer me da muchísima bronca no estar capacitado o al tanto de semejante tecnología. Pero no tengo computadora y no me caliento en ir a un cibercafé. No me mueve para nada. Igual considero que si tuviese una computadora en mi casa sería un enfermo de Internet. Pero como no la tengo sigo con mis libros.

¿Qué ventajas le encontrás?
Cuando estuve afuera me movía través del mail, pero obviamente por una cuestión de fuerza, porque estando en Europa no voy a escribir una carta o hablar por teléfono con toda la gente que tengo a mi alcance. Me siento, aprendo a mandar un mail y lo hago. Y eso lo aproveché.

Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Sereno, parece analizar cada momento que vive. Demuestra en cada palabra que esta profesión es lo que le gusta y que para llegar hasta este lugar tuvo que lucharla. Sabe que está ante una gran apuesta y parece con todas las pilas para afrontarla.
Ficha Personal
Arrancó en “Jugate Conmigo”, luego pasó por “Chiquititas”, “Hola Papi”, “Como pan caliente”. Con Pol-Ka trabajó en “RRDT”, “Campeones” y “Son Amores” y está por empezar a grabar “Durmiendo con mi jefe”.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones