¡Consultá Ahora!
  18 de Junio de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Abril de 2011
Josefina Pouso
“Pensé que me iba a costar mucho más cambiar de perfil”
La modelo, conductora y panelista nos hace una breve reseña de su carrera por la tele, de cómo pasó de ser “Piernas” a participar en un programa periodístico donde se luce sin mostrar ni un tobillo y su nuevo proyecto detrás de cámaras: Pata de Cabra.
 


-Tu primer aparición televisiva fue Expedición Robinson, ¿qué te llevó a decir “quiero pasarme un mes en una isla desierta sin nada para comer”?

-Soy una kamikaze, me gusta la aventura. En realidad me convenció una amiga. Fui al segundo, ella es fanática de los reality y me dijo “Tenés que anotarte, es para vos” y fui y me anoté. Me inscribí por internet y hablaba con ella y estaba “Y acá que pongo, yo soy re aburrida” y ella me iba diciendo. Y terminé yendo.

-¿Pero hacías algún tipo de actividad física o algo de supervivencia?

-No, nada. Me gustan los desafíos, me divierten muchísimo. A mi me llaman para la primer entrevista y entre esa entrevista y la que me dicen que quedé, yo me fui a México con una amiga. Estuvimos dos meses, pero lo único que sabíamos era que queríamos ir por el pacífico. Nos fuimos con algo de plata, las mochilas, el pasaje y que sea lo que Dios quiera. Y así fue mi viaje, bien de aventurero de mochilera. Después, cuando llegué de México me fui directo a Robinson. Es decir, estuve 15 días en Buenos Aires y me fui a la isla. Lo más! Las vacaciones más largas de mi vida. Cuarenta días en México y después tres semanas en Panamá. Feliz.

-Después hiciste “Botineras”

-Botineras, no.

-Fanáticas, quiero decir.

-Si, Fanáticas.

-Sabés que estuve pensando en no confundirme justo esas dos palabras.

-No, botinera, lejos.

- Igual me refería al programa, el que estaba Florencia Peña…

-El programa sí, me hubiera gustado participar, pero de botinera no tengo nada.

- ¿Cómo llegó lo de en Fanáticas?

-Me enteré que hubo un casting y fui, como cualquier hijo del vecino.

-¿Elegiste probarte ahí por algo en particular, te gusta el fútbol?

-Cuando salimos de Robinson la productora nos ponía un representante por si surgía algo después de ahí. Me avisó Colombo Pashkus, que eran mis representantes en ese momento y fui. A mi siempre me gustó el fútbol, mi viejo me hizo de Racing. Yo era la única hija de Racing así que iba a la cancha, con eso soy muy pegada a mi viejo. Ahora mi hermano menor también es de Racing.

-¿Y los otros?

-En ese momento éramos cuatro hermanas mujeres y a las demás no les gustaba el fútbol. La única era yo, que siempre fui de Racing. Empezamos a ir a la cancha de grandes.

-¿Te tuviste que preparar para Fanáticas o ya tenías un background futbolero?

-No mucho, con todo lo que hablaba con mi viejo estaba bastante en tema. Encima era una de las mejores campañas de Racing, poco después de que saliera campeón, así que estábamos a pleno. Había toda una mística del Racing campeón.


-¿Paralelamente trabajabas como modelo?

-Si, en publicidad.

-¿Qué te produce verte en producciones en la calle? Una gigantografía en un cartel, alguna revista que está en todos los kioscos, aunque no estés muy liviana de ropas, ¿te produce algo?

-Es raro. Sigue siendo raro. La exposición es rara, todavía no me acostumbro a ver una gigantografía mía en la calle. Como yo hacía comerciales, por ahí no se notaba tanto. Por ahí alguien me miraba como que me tenía de algún lado, pero no sabía bien de dónde. Además yo no laburaba tanto acá, si no que hacía producciones para Latinoamérica, entonces, como que no sentía la repercusión en la calle.

-¿Trabajabas más para afuera por una decisión tuya o se dio así?

-Se dio así. Mi perfil físico, con mi pelo más oscuro, la piel blanca, ojos verdes, compatibilizaba mucho con la búsqueda de países como Perú, Colombia, Venezuela. Además como soy más bien grandota, no soy una mina chiquitita, siempre tuve mis curvas y siempre pegué mucho en ese mercado. En México trabajé mucho. Me reconoce más la gente ahora. Igual para mi, verme en un programa, es raro.

-O en Internet, los fans.

-Los fans es un mundo maravilloso.

-¿Tenés club de fans?

-Tengo mis fans que son unos genios. Me costaba entenderlos, más que nada porque yo nunca fui fanática de nadie. Me gustaba por ahí algún cantante, un actor, pero nunca fui fan de seguirle la vida. Entonces, cuando a vos te pasa, es raro. Pero soy muy agradecida. Suena a frase hecha pero es una realidad que los que estamos de este lado de la pantalla, sin los fanáticos, no somos nada. El que te pone ahí es tu fanático. Yo la verdad que a mis fans los súper respeto, pero porque me sale del corazón por todo lo que hacen ellos. Te pasan cosas muy lindas, como también algunas medio complicadas.

-¿Como qué?

-Una vez, hace muchos años, un pibe consiguió la dirección y el teléfono de mi casa y me mandaba regalos y no se qué y me agarró mucho miedo. Por la forma en que había conseguido todos mis datos sin contactarme.

-Después de Fanáticas estuviste en El Garage…

-Si, estuve en un programa de El Garage donde las conductoras rotaban. Después hice Campeones News, de automovilismo.

-¿Sos fierrera?

-No. A ver, me gustan los autos, me gusta correr, ir rápido por donde se puede. Pero no te veo una carrera de F1 dando vueltas 4 horas, porque me aburre. Pero una carrera de Indy la miro. Me gusta más la parte mecánica del auto. Pero para hacer el programa me tuve que informar no mucho, muchísimo, porque no tenía ni idea. Yo sabía qué era entrar en boxes y una chicana, pero porque había tenido un novio que el padre corría en Rally. Pero no sabía nada. Me ponían un copete sobre el TRV6, ponele y yo no entendía nada. No sabía la diferencia entre TC y TC2000. Y no te digo nada de las motos.

-¿Y cómo hacías?

-Al principio era como el actor que hace de médico, que habla sobre algún trastorno, pero no tiene ni idea de lo que está diciendo. Yo te hablaba de la carrera, de los pilotos, como si fuera una capa, pero no entendía nada. Igual después aprendí.


-El camino habitual de la modelo para entra en la tele es como actriz, ¿vos por qué lo hiciste desde la conducción?

-
Yo estudié Teatro, me formé, me gustó siempre. Igualmente yo siempre me sentí más cómoda en la conducción, no tengo experiencia como actriz.

-Bueno, están las participaciones en el Presta Show.

-Mirá, si todos los que hacemos algo con Presta somos actores, estamos en el horno. En realidad, se fue dando así. En realidad el laburo de modelo publicitaria es más de actriz. Mis amigas que trabajan como modelos publicitarias son todas actrices. Siempre están con una obra de teatro, a veces independientes, por ahí hacen algo de cine…

-¿Nunca te metiste en alguna de esas obras?

-No me surgió. Siempre me pasó que cuando me salía una oportunidad en teatro, estaba con algún otro proyecto que no me dejaba dedicarme a los ensayos y todo lo que se necesita para estar en una obra. Por eso siempre terminé en la conducción o en el “panelismo”, la nueva profesión que tengo. Y siempre me fui para ese lado.

-Tuviste un cambio de perfil importante después de Pettinatto.

-Importantísimo, pensé que me iba a costar mucho más. Yo lo digo siempre: estoy muy agradecida a Roberto por la oportunidad que me dio y la máquina en la que me metió. Yo soy “Piernas” porque él me puso así, a él le impactó eso de mí y se dio todo un juego. Yo agradezco esa oportunidad. Creo también que si uno no aprovecha esa oportunidad y no le pone algo, se queda abriendo las patas como una boluda. Sin embargo, por suerte, me salió hacerlo de alguna manera que le gustó a la gente. En mi edificio me agarran las señoras mayores, hoy en día, y le dicen al marido “Esta es Piernas, la que estaba con Pettinatto, ahora está en Duro de Domar. ¿Te acordás la que hacía esas cosas lindas con las piernas?” Te lo juro por Dios.

-Claro, era como con una onda más sensual que sólo mostrar la entrepierna. No hacías por ahí lo del papelito para atrás para mostrar la cola.

-Es que mi miedo era quedar como una reventada

-Y cómo salís de ahí

-Claro. Cómo salgo de esa. Evidentemente me salió de una manera divertida, que a la gente le gustó. Estuve el tiempo justo y necesario también

-¿Te cuesta mucho lograr este look? Porque siempre en Duro de Domar se te ve impecable

-Si, es un laburo. Pero me ayudan en Supernova, que es donde me peino. Me visto en ORB y el cuerpo me lo cuidan en la Clínica Ferreira que es espectacular.

-De todas maneras, para estar como hoy en un lugar donde no mostrás tu cuerpo, tenés que pelar otras condiciones.

-Igual con Diego Gvirtz ya había tenido una experiencia, que fue “Duro de Almorzar” Le gustó lo que hice ahí y me convocó para Duro de Domar. Pero no es que de la nada me pusieron a hablar, yo no fui modelo siempre, estudié abogacía.

-¿No te recibiste por el trabajo?

-Es que hice la carrera mal. Yo estudiaba en Lomas e hice toda la rama de penal y civil que me encantaba primero. Ahora, la rama comercial y administrativa, que era la que menos me gustaba, me la dejé para el final.

-Y te embolaste.

-Claro, era como recursar 3 años. Yo me había mudado a capital por el trabajo, entonces me tenía que ir a Lomas después de trabajar, me sentaba y lo que veía me parecía chino básico y volvía muy tarde a casa. Así todos los días. Estaba laburando un montón y me dije “Bueno Josefina, lo tuyo va por otro lado” Pero fui meritorio en un juzgado de menores, la abogacía me parece una carrera bellísima. Tengo un background, no es que hice un curso de modelo en Adrogué y me sentaron en un panel.

-¿Tenés algún tipo de obligación de hablar bien de algunos temas por la orientación política del programa?

-No. Cada uno tiene su perfil. Diego sabe que hay cosas que se tratan en el programa con las que no estaba de acuerdo. Pero cuando se lo planteé me dijo que el lo sabía y que cada uno tenía que dar su punto de vista, siempre con respeto. Pero es como con cualquier jefe que va a su oficina 8 horas y trabaja. Vos podés no ser condescendiente, pero siempre hablando con respeto. Obviamente hay temas de los que no hablo porque no tengo la suficiente información. Además tengo unas bestias adelante mío que tienen mucha información, no me voy a poner a discutir con Hamilton de periodismo, que nació adentro de un diario. Uno sabe mas o menos dónde moverse. Por ahí pregunto desde la ignorancia, pero no voy a ir con los tapones de punta.

-¿En la conducción, cuál sería tu objetivo, tener tu propio programa?

-Obvio, me encantaría.

-¿Cómo sería ese programa?

-Me gustan los Magazines de la mañana, hablar de muchos temas con invitados.

-¿No te lo propusieron?

-Por ahora no.

-¿No trataste vos de armar un proyecto?

-Estoy generando otra cosa, que no tiene nada que ver con el delante de la tele, si no con detrás. Estoy armando una productora de fotografía, soy productora de modas, estamos trabajando hace un año, con clientes muy importantes. Así que estoy poniéndole las fichas a Pata de Cabra, que estamos a pleno. Estoy muy entusiasmada con eso. Así que de conseguirme trabajo se ocupe mi representante, porque yo estoy a pleno con Pata de Cabra.

-¿Usas Internet?

-Mucho. Lo peor que me pasó en la vida es tener un Blackberry. Inclusive me sirve para laburar con Pata de Cabra, para estar en contacto con los chicos, ubicar las locaciones, etcétera. Pero lo uso para boludear mucho, tengo mi Twitter, tres cuentas de Facebook. Uno personal, para los íntimos, otro para mis fans y otro laboral. Después está la página de Pata de Cabra, estoy súper informatizada.




Josefina, queremos agradecerte por la nota.La gente de Hotel Horizonte te invita a conocer sus novedades con este voucher.

¡¡¡Gracias!!!


Luciano Dambrine


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Una hora antes del comienzo de Duro de Domar, nos encontramos con Josefina en un bar cercano al canal. Se lleva las miradas de todos los comensales mientras vamos a una mesa a grabar la entrevista. Lejos de esa imagen de diosa inalcanzable y sin la solemnidad que impone opinar en un programa periodístico, se muestra suelta y súper amable, sin restricciones para hablar de ningún tema.
Ficha Personal
Josefina Pouso dejó la abogacía por dejarse las materias mas aburridas para un final que la encontró con mucho trabajo encima. Fue modelo publicitaria para toda Latinoamérica y luego condujo programas de fútbol y automovilismo. Su carrera explotó cuando seducía moviendo sus kilométricas piernas en Un Mundo Perfecto, donde Pettinatto la bautizó, precisamente, “Piernas”. Hoy brilla en Duro de Domar, donde comparte panel con importantes periodistas. Como dijo Daniel Tognetti, conductor del programa “Acá dejaste de ser “Piernas” para ser “Cerebro”.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones