Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 
 Albergues Transitorios
 Pubs & Restaurantes
 Turismo
Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Librito - Actualizado -
 ¿Dónde festejo?
 Sorteo VIP
 Newsletter  
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos
 
Home > Famosos

Más Famosos
Julio de 2005
Héctor Baldassi
Con todo respeto
Polémico como todo árbitro. Pero extrovertido y carismático como pocos. Una persona a la que pueden insultar desde los cuatro costados de la cancha, pero él va a seguir diciendo que le encanta que le digan “La Coneja”. Lo encontramos cuando entraba a dar una charla en una universidad y finalmente pudimos cumplir el sueño de muchos: Lo agarramos a la salida.
 

-¿Cómo se hace para romper el esquema del árbitro normal y no pasarse? No perder el respeto de los jugadores...
- Eso se da a través de los aciertos y de la credibilidad que te va teniendo el jugador. Saben que conmigo pueden hablar pero no insultar, porque eso ya sería una falta de respeto. El tema pasa por poner el coto necesario y manejarse con el debido respeto. Esas cosas se las gana uno a través de los años..

-Al árbitro fuera de la cancha se le exige un comportamiento ejemplar ¿Cómo se convive con eso?
- Mi vida es correcta, así que yo no vivo de prejuicios ni pendiente de lo que piensan los demás. Yo tengo una vida que va por carriles normales, así que la verdad es que me tiene sin cuidado...

-¿No tenés la necesidad de actuar de tal o cual manera por ser árbitro?
- Para nada, porque yo soy auténtico. Eso sería engañar a mi personalidad.

-¿Por esa autenticidad de la que hablás es que te invitan a este tipo de charlas?
- Seguro. Mostrarme tal cual soy, sin ponerme un caparazón o una ropa que no me calza, debe ser una de las razones por las que me invitan. A parte soy bastante desacartonado...

-Me imagino un orgullo poder hablar ante tantos chicos que te seguían atentamente...
-Que me atiendan nomás... ya es un orgullo. Imaginate si encima se quedan contentos!

-¿Y con los que no están tan contentos? ¿Cómo se vive en la calle con el reclamo de la gente?
- Bien, mientras haya respeto. Cuando el respeto se pasa de vereda es otra cosa. Ahí se te puede salir la cadena o contestar de la misma manera, porque un agravio se contesta con algo sarcástico o también con otro agravio. Es difícil convivir permanentemente con el tipo que busca irritarte o sacarte de quicio. En la cancha estamos preparados para eso... pero en la calle no.

- Por lo general cuando uno llega a su casa no quiere saber más nada con su trabajo
¿Cómo se hace en tu caso para llegar y también tener que poner orden e impartir justicia?

-Uy eso es muy difícil! Sobre todo porque en casa mis hijas no me creen nada. Lo que puedo ganar en la cancha... en mi casa lo pierdo completamente (risas). Pero saben que tienen un padre bueno, comprensible y que hace lo posible para que a ellas les vaya bien, mejoren y tengan todas las posibilidades de seguir creciendo.


-Los artistas suelen decir que cuando se presentan ante un público reducido, con personas a quienes se les ve muy nítidamente las cara, se hace más difícil actuar o cantar que cuando lo hacen en un estadio lleno. ¿Te pasó algo parecido quizás con uno de esos partidos muy chivos que hayas dirigido en la C o en la D?
-Sí, totalmente. Hay un partido que siempre recuerdo mucho que es un clásico entre San Martín de Burzaco y Brown de Adrogué. Un 3 a 3 que realmente me marcó mucho cuando dirigía en la C. Recuerdo toda la emotividad y la pasión con la que se vivió ese partido..., y también recuerdo que por suerte dirigí muy bien...

-El ascenso es otra cosa...
-Es una pasión diferente, se vive con otra cultura. O sea..., está la misma emoción pero las cosas cuestan el doble, y entonces es como que hay más vocación.

-Sabemos que los días que no dirigís vas mucho a la cancha...
-Sí, me gusta. Me gusta mucho.

-¿... Y cómo te trata la gente ahí?
-Bien, muy bien. Lógicamente también están las canchas en las que no me tratan muy bien, pero a esas no voy ni mamado...(risas)

-¿Qué fue lo primero que se te vino a la mente cuando te enteraste del caso del arbitro alemán que admitió haber sido sobornado?
-No se me cruzó nada. Me parece que es un b... el chabón. Realmente no tuvo los cojones para decir “no” la vez que se le ofrecieron. Un débil.

-¿Y que lo haya sacado a la luz?
- Un débil, porque el haberlo denunciado no significa que quede libre de culpa. Es un corrupto y va a seguir siendo corrupto. Quizás se ha librado de una culpa religiosa, se disculpó ante Dios. Pero sigue siendo corrupto y para mi es un débil.

- Hace mucho que representás al arbitraje argentino en el exterior. ¿Cómo se hace para impartir justicia con la mala imagen que tenemos nosotros los argentinos?
-El fútbol argentino es muy respetado, y por ende también el arbitraje. Así que no nos toman como chantas. A veces si vos te vas a Uruguay capaz le pegan al “porteño”..., pero ¡Yo no soy porteño! y no me voy a hacer cargo de las cosas que no me corresponden.

-¿De dónde viene el apodo de “Coneja”?
-De una mochilita que usaba cuando era muy chiquito en Río Cevallos. A mi abuela no le gustaba nada que me digan así pobre, pero a mi nunca me molestó. Te digo más, hasta quizás que me gusta más que me digan “Coneja” que Héctor. Me siento más identificado.

-De tu juventud hay dos cosas que nos sorprendieron. Una es que te gustaba mucho la joda...
-Sí, es verdad. Pero sólo la noche del sábado eehh..., algo muy sano. Algún que otro whiscola o un fernét..., pero ese tipo de joda. Yo nunca fumé, nunca toqué un cigarro. Joda de pedo nada más. Era otra época, no existía la droga que hay ahora en este momento... ¿Cuál es la otra?

-La otra es que eras muy sucio jugando al fútbol...
-Sí, era muy sucio. Pero me hice sucio por la liga a la que iba a jugar eeehhh! ¡Sino te mataban!

-Ah era por necesidad entonces, para sobrevivir...
-Te mataban. No había otra (risas). Me hice sucio por eso.

-¿Eso te sirve ahora para ver bien al “jugador sucio” dentro de la cancha?
-Sirve para manejar psicológicamente al tipo que ves un poco alterado o que no está del todo bien. Pero igual no podés castigar de sucio a los jugadores que más pegan porque hay algunos que son limpios y muchas veces se les va la patita “de cagón” ¿Entendés? Y terminan cometiendo una falta grave. Vos no podés prejuzgar a nadie. Tenés que actuar en consecuencia de los hechos que ves en el momento.

-¿Por qué tanta gesticulación cuando dirigís?
- Soy una persona bastante extrovertida, y le pongo mucha pasión a las cosas que hago. Igualmente lo tuve que apaciguar un poco porque me retaron de la Confederación Sudamericana con algunas cosas.

Javier Lafuente
 
Backstage
Volvimos a las notas tempraneras. Lunes a la mañana llegamos hasta la USAL (Universidad del Salvador) para agarrar a Baldassi antes de que se meta a dar la charla. “Después, después” dijo una escurridiza coneja mientras dos chicas lo escoltaban hacia el interior de la casa de estudios. Antes de empezar la conferencia le pusimos una zanahoria en el pasillo pero tampoco mordió: “Después después”, repitió redundante. Finalmente casi se escapa a jugar al golf, pero por suerte lo agarramos y muy buena onda.
Resultó ser rápida la coneja eehhh.... eeehh....eh! Héctor! La remera de Tarjeta VIP! Héctor! ¿¡Dónde vas!? Devolvela che!
Ficha Personal
Arrancó dándole una mano a su viejo con el clásico grito de “Soooodero” que se escuchaba por las calles de Río Cevallos. Terminó el colegio, hizo un año de medicina y se vino a Buenos Aires. Trabajó en una empresa metalúrgica, en una distribuidora de críquet y después en una agencia de noticias. La cosa anduvo mal, y económicamente se las vio negras. Pero logró abrir otra agencia con un amigo, y otro lo convenció de que empezara el curso arbitral. Conoció a la Secretaria de los Derechos Humanos de la Mujer y pasó a laburar en Cancillería. Al poco tiempo lo trasladaron al Ministerio del Interior y después a Presidencia de la Nación, lugar donde se desempeñó hasta la salida de Carlos Saúl I.
Dentro del referato tuvo una escalada sin precedentes al pasar fugazmente por las categorías del ascenso y llegar a primera en abril de l999. Árbitro reconocido internacionalmente, estuvo cerca de ir al mundial de Corea-Japón 2002 y ahora se dice que iría al de Alemania 2006. Pero todo parece indicar que va a terminar yendo su amigo Horacio Elizondo.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones