¡Consultá Ahora!
  17 de Agosto de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Junio de 2002
Alejandro Fiore
Vivir el Momento
Alejandro Fiore triunfa con "Los simuladores", luego de haber pasado por varios éxitos televisivos. Retomando sus raíces, protagoniza un policial en teatro junto a varios amigos.
 

¿Cómo empezaste en la actuación?
Yo arranqué estudiando teatro como una cuestión de diversión y poder jugar haciendo distintos personajes. Después todo se fue sucediendo y se fue dando de una manera muy natural hasta llegar a donde estoy hoy en día.





¿Cuándo te diste cuenta que eso iba en serio?
Yo creo que fue en mi primer año de teatro, porque ahí pude empezar a ver realmente lo que eran las tablas. Empecé actuación porque me gustaban mucho Marlon Brando, Al Pacino, Christopher Walken, miraba muchas películas de Jhon Wayne. Todo eso me llevó a la idea de actuar. Y una vez que conocí el teatro más profundamente comencé a interesarme más en Shakespeare, en Williams, a leer a Ricardo Piglia y otros autores que tenían que ver con eso. A partir de ahí me fui enganchando mucho más con esta profesión y ya no la pude largar. 

¿Esperabas llegar hasta acá?
Creo que cuando uno trabaja en serio, con un objetivo claro, es como que el reconocimiento llega. Tal vez sea tempranamente o un poco más tarde, pero si te esforzás y hacés las cosas seriamente, ese reconocimiento viene. Lo único que rescato en lo que a mi respecta es que nunca hice las cosas a medias, sino que siempre le metí duro y traté de dejar todo en cada cosa que me tocó, sea televisión, teatro, cortometraje.

¿Encontrás muchas diferencias entre el teatro y la televisión?
Mi formación es teatral. Yo empecé a hacer televisión más tarde, cuando ya tenía varios años de teatro encima. Estudié mucho teatro, por lo que me siento más cercano a las tablas que a la televisión. Pero la responsabilidad es la misma y todo lo que tenga que ver con el trabajo hay que tomarlo con mucha seriedad. Yo siempre traté de poner lo mismo de mí, más allá de estar haciendo teatro en mis inicios, televisión en la época de Pol-Ka o incluso cine.

Hablanos un poco de la obra ("Los desaforados", viernes y sábados en el teatro Del Nudo).
En realidad, si bien fue tomada para estrenarla, yo me hice la idea de que para mí eso era una especie de taller teatral de aprendizaje. Ensayar una obra tanto tiempo, investigar y todo lo demás te lleva a una cosa como más de práctica que tal vez la rutina típica de ensayar tres meses y estrenar ante el público. Esto nos llevó mucho tiempo de preparación, mucho esfuerzo. Pero por suerte el resultado es muy bueno.

Se la jugaron con un género poco explotado y además de forma independiente. ¿Es una doble apuesta?
Sí. La idea nuestra era tratar de contar una historia que nos gustara y nos interesara hacer a todos. Por eso, el grupo de la obra es un grupo de amigos y no hay nadie de afuera que no cumpla ese requisito. El hecho de apostar a algo independiente que no tenga que ver con lo comercial, para tratar de no mezclarlo con las repercusiones de "Los simuladores" también fue muy importante.

¿Tiene un sabor especial hacer teatro?
Lo más gratificante que tiene es que empezás y terminás siendo vos mismo. La obra, en lo que la diferencia de la televisión, es que una vez que empezaste, no hay corte que te salve. Eso te moviliza desde otro lugar, porque en la televisión es todo más pausado.

¿Es importante hacer la obra con amigos?
Yo creo que el teatro, salvo que te convoque alguien para trabajar, que se da de forma independiente, autogestionado por uno, tiene que ser con gente que uno respete y quiera. Si no es con amigos es mucho más complicado.

¿Qué te deja "Los simuladores"?
Ese proyecto marca otra etapa en mi carrera, que tiene que ver con la autogestión y con un grupo muy bueno de amigos. Es poder generar algo por nosotros mismos y que encima funcione de la manera que funcionó.

Se los nota muy conformes.
Totalmente. Cuando algo funciona bien, y tiene que ver con una idea propia, con un proyecto que sale de vos, es mucho más gratificante.

¿Qué explicación le encontrás a este éxito?
Mirá, yo el éxito no sé lo que es, pero el fracaso tiene que ver con no hacer lo que a uno le gusta. Y con "Los simuladores" pasó totalmente lo contrario, porque pudimos poner un producto al aire que nos gustaba y eso llevó a que sea un éxito, que tenga tanta repercusión. Pero la verdad es que no fue pensado para que sea lo que es en la actualidad, sino que lo planteamos como algo que nos gustaba y que estaba la posibilidad de realizarlo. La idea principal era poder contar una buena historia. Y creo que lo logramos.

¿Tienen pensado seguir grabando?
Ahora nos tomamos un descanso y en noviembre volvemos a grabar. El canal como nosotros estamos muy conformes con lo hecho hasta ahora.

¿Te manejás con Internet?
No, la verdad que no.

¿Es un "no" definitivo?
No, para nada. Casualmente me anoté con un amigo para hacer un curso de computación. La verdad es que todos me dicen que no lo haga, que es muy fácil y que cualquiera me puede explicar... Yo lo único que sé es cómo chequear un mail, nada más. Ahora que tengo un tiempo libre hasta que vuelva "Los simuladores" voy a tratar de incursionar en nuevos ámbitos, como la computación y el inglés.

¿Lo hacés por una cuestión de trabajo o por interés personal?
El inglés puede ser para mi carrera profesional. Además, en todo el mundo se habla inglés, entonces si lo sabés bien, es mucho más fácil moverse. En lo que respecta a la computación, el hecho de poder conectarte y comunicarte con tus amigos es muy bueno. Además, si conocés un poco, podés aprovechar todo lo que Internet te ofrece para averiguar cosas, datos, etc. Vamos a ver qué pasa.

Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Al primer contacto con Fiore uno espera encontrarse con esos tipos que es mejor tener de amigos que de enemigos. Es que los papeles de duro le fueron formando una imagen... Sin embargo, de entrada se muestra súper macanudo, con muy buena onda. En cada respuesta demuestra su costado reflexivo, con el toque de magia típico de los artistas.
Ficha Personal
Se lo puede considerar un “actor POL-KA”, ya que trabajó en “Poliladron” (su primer gran papel), “Gasoleros” y “22, El Loco”. En cine tuvo su experiencia con “Testigos ocultos”, y en teatro protagoniza actualmente “Los Desaforados”. Además de participar varias veces en “Tiempo Final”, es uno de los protagonistas de “Los Simuladores”.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones