¡Consultá Ahora!
  18 de Junio de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Diciembre de 2012
Alejandro “Pollo” Cerviño
“Soy un laburante de esto”
De adolescente se metió en el mundo de la radio. Fue uno de los creadores de “Mamá Paga”. En la TV brilló con sus Rotations en duro de Domar. Hoy conduce “Nos conocemos bien” y hace explotar la mañana de la Mega con Tamara Pettinato. “Pollo” Cerviño nos cuenta un poco de su historia, su pasión por el Cervecero y el incierto panorama post Ley de Medios.
 


- ¿Cómo cierran el año, se cambian de radio?

- Este es uno de los medios que tuvo que adecuarse a la nueva ley, por lo que tuvo que desprenderse de dos de las cinco radios, entonces hay todo un cambio… No hay nada definido en ninguna de las radios. No tenemos una información completa de cómo van a armar las grillas a partir del año que viene. Estamos esperando saber qué es lo que va a pasar.

- Pero tu idea es seguir con el programa

-
Si, por supuesto. Y si no, readaptarme. La verdad que estamos en un momento en el que nadie sabe bien qué va a pasar. Es un nuevo mapa, con nuevas reglas de juego, el que se abre. Lo que es bueno y malo, porque hay una incertidumbre un poco molesta, porque se trata del trabajo. Igualmente, trabajar en esto te acostumbra a que todos los años haya algo nuevo, un dueño nuevo que quiere cambiar las cosas. Entonces no te queda más que esperar y tratar de hacer lo que mejor puedas el trabajo. Esa es mi filosofía con el trabajo. Porque la verdad es que  uno nunca termina sabiendo para quién trabaja.

- Porque son empresas tan grandes.


- Son corporaciones enormes.

-
¿Cómo arrancó “Nos conocemos bien”?

-Yo vine de la 100 hace cuatro años. Empecé en Pop a la tarde. La radio empezó a incorporar programas e incorporaron a Tamara. Yo la conocía de haber trabajado con el padre en Duro de Domar.  Y empezamos de cero a armar el programa, que no existía, antes de eso era pasar música.

- Yo pensé que se conocían de haber hecho 360 TV.


- No, eso fue después. A los dos años de hacer el programa la llamaron a Tamara, que en un principio iba a hacer otro programa que finalmente no se dio. Y después me llamaron a mí. Estuvimos seis meses.



- Escuché una nota donde contabas que en tu adolescencia no salías porque te gastabas la plata que tenías en espacios de radio.

- No fue tan grave. Yo tenía muy en claro a lo que me quería dedicar: hacer radio. No sabía si como locutor, como productor o como periodista. Pero sabía que quería hacer radio. Lo que quise hacer en mi adolescencia fue ganar tiempo, conocer el trabajo, las funciones dentro de la radio. Que no se si ganás tanto tiempo, pero en fin. Entonces me la pasaba en un pasillo, hablando con el operador, viendo cómo trabajaba. Qué hacía el locutor.

- ¿Qué era lo que más te atraía?

- De pibe operar. Cuando se operaba con los cassettes, los discos. Y después le empecé a tomar respeto a la tarea del locutor: jugar con las voces, desde un lugar muy pequeño generar cosas. La función no es tan importante como lo que transmitís.  Porque vos pensás que el tipo está dando el tiempo y la temperatura, pero quizá del otro lado hay otro tipo al que esa voz lo acompaña durante todo el día. Hay un secreto atrás de cada laburo. Y de adolescente me pagaba espacios en las radios alternativas. Cuando no llegaba con el mango, juntaba a dos o tres amigos que querían pasar un tema y pagábamos el espacio. Yo armaba el programa y pasábamos los temas. Yo creo que no hay que ir a las puertas de las grandes radios a esperar una oportunidad, creo que uno tiene que ir construyendo esa oportunidad. En un momento, cuaddo ya estés curtido, la vida te va a dar esa oportunidad. Está bueno hacer todo eso de chico, porque ahí ves cómo es el trabajo por dentro y podés darte cuenta si realmente es donde querés estar o no.

- En la radio existe eso de la pasión, de ir de pibe a hacerte de abajo. Casi como reuisito para entrar.

-
El problema que yo veía con este trabajo era que no estaba en claro cómo entrar. Me pareció que como locutor la cosa estaba más clara. Tenías un carnet y un número habilitante. Con eso te podías presentar a pruebas.  En cambio como periodista era más difícil. Había que conocer a alguien e ir a proponer algo. ¿Y cómo hago si no tengo experiencia? Entonces me pareció que como locutor entrabas desde el piso, para empezar a caminar. Más parecido a los otros trabajos, como el médico que hace residencias o el abogado que entra de junior y hace Tribunales. El acceso como locutor estaba claro. Y prefiero las cosas claras.

- Leí la nota que escribiste en pasióncervecera.com ¿Vos te hiciste de Quilmes medio de grande?

- En  realidad fue así: yo laburé mucho tiempo los fines de semana, siempre, desde los dieciséis. Quilmes jugó mucho de ese tiempo los sábados y no lo podía ir a ver. Entonces fui a la cancha desde los doce a los dieciséis. Ahí, como todos, empecé mi búsqueda, en mi caso en la radio, y dejé un poco de lado toda la pasión del fútbol porque me decían de trabajar los fines de semana y trabajaba. Lo empecé a seguir de lejos.  Después me mudé a Capital por trabajo y cuando volvía a lo de mis viejos me daban ganas de ir a la cancha. Y cuando pude disponer de mis sábados, volví. Es una cosa más familiar, de conectarte con tu familia, con el barrio. Y me puse a hacer videos, a seguirlo a todos lados. Conocí a los jugadores. Lo disfruto mucho. Me fui hasta Puerto Madryn.

- Te gustaría hacer algo dentro del club?

- La verdad que si, pero es algo que requiere dedicarle mucho tiempo. Me encantaría. Desde mi experiencia en la comunicación.

- ¿En tu época de radios chicas, nunca seguiste a Quilmes?

- No. Lo que hice fue la promoción comercial. De local la hacía en la cancha, pero de visitante la hacía desde el estudio. Lo hice seis, siete meses y me encantó.

- ¿Usás mucho la internet? Bueno, subiste un montón de videos…

- La compaginación me gustó siempre. Como me gusta lo musical, cuando escucho algún tema pienso qué situación podría estar acompañando. Tal tema se puede adaptar a tal contexto.  Y empecé con fotos, con el programa que te trae Windows. Y después aprendí a compaginar videos, después combiné todo mas algún guioncito que escribo. Pero eso ya lo hago con el Vegas. Ahora, después de comer, me la paso toda la tarde editando cosas que pasan en el aire.

- Tenés un perfil de productor. ¿Tenés un programa en la cabeza que quieras hacer?

- Yo hice todos los horarios en radio, desde primera mañana hasta la madrugada. Siento que tengo cierto olfato para saber qué va en cada horario. Escucho programas y trato de darme cuenta por qué funcionan, qué cosas características de cada horario manejan. Entonces desde ese lugar siempre pienso programas para tal o cual horario. Me considero más un armador de programas que un locutor o un presentador.  Si el programa funciona y vos funcionás, bárbaro. Pero si no funciona el programa, vos tampoco vas a funcionar mucho.

-
¿Te ayudó hacerte conocido en TV?

- Sí, muchísimo. El otro día fui a ver a Madonna y el de la puerta me dice “Vos sos el de la tele”. Y yo no salgo en televisión abierta hace tres años.  Tuve la suerte de estar en un clásico que fue Duro de Domar con Pettinato.

- Usás mucho Twitter.

- En el programa no twitteo porque me da paja. Se me va la atención. Facebook no uso mucho, pero Twitter sí. Me informo bastante por ese lado. Veo algo que me interesa y después lo investigo. Lo uso como una cuestión de noticias y después lo uso con cosas que me pasan. Hay quienes lo usan como una extensión de su trabajo: el periodista sigue opinando de política, el humorista tira chistes. A mi se me van muchos porque de repente estoy en la cancha y twitteo “El árbitro es un ladrón”. Pero me interesa poner cosas mías para aportarle algo más al que le interese. Que pueda ver algo más del tipo que escucha en la radio. Es lo que me interesaría a mí.


Pollo, queremos agradecerte por la nota.La gente de Hotel Horizonte te invita a conocer sus novedades con este voucher , y Vinecol te regala una botella de vino orgánico.

¡Gracias!


Luciano Dambrine


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Nos encontramos con el Pollo al terminar el programa. La primera buena noticia es que es de esos locutores que no impostan la voz cuando están de civil. De andar cansino y hablar pausado, no parece ser el que acelera el ritmo de la mañana en la Mega. Nos acomodamos en un bar, twittea el inicio de la entrevista y se enciende el grabador.
Ficha Personal
Está en la radio desde los 16 años. Hizo “Mamá Paga”, un programa de culto para los fans de la radio. Trabajó en la 100 y en la TV se hizo conocido por los imprevisibles móviles que agitaba en el Duro de Domar de Pettinato. Hoy es dueño de la mañana de la Mega con “Nos conocemos bien”.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones