¡Consultá Ahora!
  17 de Agosto de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Enero de 2006
Norma Pons
Nunca se fue
Ya no es más vedette, pero sigue haciendo teatro. La histórica compañera de Antonio Gasalla en la tele se encuentra hoy haciendo un protagónico en Buenos Aires. Capaz de ir del humor al drama sin sobresaltos, La Pons -como se la conoce en el ambiente-, habló con Tarjeta VIP de sus comienzos, la revista, la relación con su hermana Mimí, su no maternidad y muchas cosas más.
 

-¿Se la tutea a Norma Pons?
-Eeeeehhh… ¿Yo tengo que escuchar estas cosas a esta altura de la madrugada? ¡Pero por favor! ¡Hacé lo que quieras mi hijito! ¡Con mucho gusto!

-Ok ¿De qué se trata la obra que estás haciendo: Volvió una noche?
-Es una maravilla escrita por Eduardo Rovner en la que hago un personaje soñado. De esos que se te meten en la piel y que quisieras hacer por años. Hay un gran entendimiento con (Daniel) Marcove que en este caso asume el rol de mi hijo, y también hay nueve personajes. Nueve actores que se mueven alrededor nuestro y que están tan bien, que hasta el más pequeño de ellos se transformó en un protagónico.

-¿Tuviste algún otro trabajo que te haya gustando tanto como este?
-No. Aunque no doy el físitu rol de mamá judía, el placer y el gusto de hacer este personaje no lo había tenido nunca. Pienso que tiene que ver con las etapas que uno va viviendo. Esto me llegó en un momento especial de mi vida en el que he tomado conciencia de un montón de cosas. Como lo que se puede ser, y lo que ya no se puede ser…

-En la vida real no has sido madre…
-No. Pero aunque no soy mamá he ido viendo el crecimiento y la evolución de mis sobrinos. Mi hermana Mimí tiene un varón y una nena. Y a través de ellos fui trabajando y proyectando este personaje...

-Casualmente cuando llegaron con Mimí de Rosario, la que venía a triunfar en el tema de la actuación eras vos, pero sin embargo… ¡La eligieron a Mimí!
-¡Sí! (se ríe). Ella es mucho menor que yo y la tenía siempre pegada. “Donde vas vos, voy yo” me decía. Y yo le contestaba “¡Sí, pero la artista soy yo! Porque yo voy a trabajar de artista sabés?” (risas). Éramos muy chicas…

-Muy chicas pero enseguida ya estaban las dos haciendo teatro de revista…
-Fue muy fuerte lo de Mimí ¡De Mimí no se van a olvidar nunca! Su paso por la revista fue algo fantástico. Después la vida la fue llevando por otro camino que fue el de casarse y tener hijos, algo que consideró primordial en su vida. Mi hermana es una madre extraordinaria y una mejor mujer porque quedó viuda muy joven. Una gran persona a quien yo admiro y quiero profundamente. Pero no es un cariño gratuito, es un cariño que ella se ha ido ganando con el tiempo.


-Siempre fueron muy compañeras ¿Nunca le tuviste celos?
-No, al contrario. Pero me asombré. Lo de Mimí en la revista fue algo impresionante y yo no me la vi venir. Tal es así que cuando Mimí paró de trabajar… no se me creyó más a mí. No interesé más yo como vedette…

-Ah si?
-Sí, porque juntas era impresionante. Pero la verdad es que era ella; y yo lo sabía. Ella era mucho más chica pero me iba llevando de la mano. Quizás Mimí me llevó de la mano para que yo llegue a esto… a pisar ahora con muchísimo orgullo, con todo lo que me costó llegar.

-Cuando llegaste a Buenos Aires… ¿Te imaginabas algo de todo lo que después vivirías en tu carrera?
-Sí, porque siempre jugué por derecha. Las puertas se me abrieron por el lado de la revista y por ahí empezamos. Y bendito sea Dios que haya empezado por ahí, porque de la manera que me formó y la gente con la que trabajé… ufff era otro tiempo! Era el tiempo que Niní Marshall encabezaba una revista ¡que Pepe Arias encabezaba una revista! o don Tito Lusiardo! Otra cosa…

-Época de vedettes misteriosas…
-Sumamente misteriosas. No se nos permitía hacer televisión, era un enigma total. Y cuando aparecíamos en algún lugar llamaba poderosamente la atención vernos. Era otra cosa. No era lo mediático que es ahora.

-¿Cómo ves a las chicas de ahora?
-Ojalá que las chicas que en este momento están en el candelero, en la televisión y en todos los lugares que se muestran trabajen mucho. Que trabajen mucho porque después el problema viene en permanecer...

-Nuestra generación no vivió a pleno tu época de la revista, sino que más bien te vio con otro tipo de personajes, como los que hacías con Antonio Gasalla en la tele.
-Ustedes crecieron con Gasalla y conmigo. Sí si mi hijo, eso lo se. Y a la larga de todo esto lo bueno es que el tiempo ha pasado y yo he permanecido. Estoy y voy ganando generaciones. Ustedes me reconocen y eso es lo mejor que le puede pasar a un artista: ganar generaciones y escuchar la música más fantástica para nuestros oídos: ¡El aplauso! El aplauso del pueblo…

-Hablando del pueblo, como bien dijiste sos una persona que tiene llegada a varias generaciones, ¿Qué te faltó para institucionalizar tu nombre? ¿Para ser simplemente Norma? Así como Mirtha y Susana dejaron sus apellidos…
-Quizás me faltó subir ese peldaño. Pero si me faltó fue porque no luché. No generé nada para llegar a ese lugar. Porque estaba bien con lo que estaba haciendo. Porque elegí siempre. Porque tengo el “No” fácil. Porque me embarco en lo que creo solamente.

-Bueno Norma, como sos una persona que tiene el no fácil, te agradecemos que nos hayas dicho que sí a la nota.
-¡Pero como no mi hijo! ¡Es un gusto de verdad querido!

Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Jueves de función. Unas horas antes de que se levantara el telón nos metimos por los pasillos del teatro Andamio y llegamos hasta el camarín de Norma Pons. Allí nuestra entrevistada nos recibió –mate en mano- con su inconfundible voz y la mejor predisposición. Sin embargo, concluida la charla no hubo tiempo para la foto y una vez más tuvimos que prometer volver. Una semana después, como no podía ser de otra manera, cumplimos con nuestra palabra.
Ficha Personal
En los 70´ triunfó en la revista junto a su hermana Mimí, y a fines de los 80´ se convirtió en la gran figura femenina del programa de tv de Antonio Gasalla. En 1996 recibió por dicha labor el Martín Fierro a la Mejor Actriz Cómica, y ese mismo año obtuvo también el Cóndor de Plata a la Mejor Actriz de Reparto por su actuación en la película Sotto Voce. En teatro se recuerdan mucho sus papeles en La mujer invisible (1995) – Premio ACE a la Mejor Actriz de Comedia- y Cocinando con Elisa (1997). Además el verano pasado estuvo haciendo temporada de verano en Córdoba y recibió por su trabajo en Vengo por el aviso el premio “Carlos de Oro”, principal galardón que se entrega en Carlos Paz. Llevándose además todo el aplauso del pueblo…
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones