¡Consultá Ahora!
  10 de Diciembre de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Noviembre de 2005
Laura Fidalgo
“Soy inagotable”
La fuimos a buscar a la salida de un estudio de televisión y ya por la altura comprobamos que no necesita del taco aguja para ser vedette. Es bailarina clásica, viene de debutar con su propia compañía de baile en Brasil ante 5 mil personas, y se prepara para afrontar un gran año. Verborrágica e hiperactiva, no caben dudas de que no miente cuando dice: “Me encanta vivir la vida”.
 

-Ante todo ¿Que estás haciendo acá? Si se puede saber…
-Trafico droga

-¿Qué?¿Cómo?
-(risas) No. Me invitaron del programa “El ojo cítrico”. Vine a hacer una participación.

-Ah… No podías haber vuelto tan cambiada de Brasil…
-No, claro. Llegué hace dos semanas de San Pablo. Fui a trabajar en el espectáculo de mi amigo Juan Durán, que es una persona muy conocida allá. Tiene un show de tango, boleros e ilusionismo, y todos los años hace una o dos presentaciones en el Olimpia, un teatro con capacidad para 5 mil personas. Juan me invitó a hacer algunos de mis números…, y fui para allá con toda mi compañía.



-¿”Tu” Compañía?
-Sí. Este año pude a Dios gracias cumplir el sueño de montar mi coreografía. Tomé un par de audiciones y armé mi propia compañía integrada por músicos, coreógrafos y 8 bailarines. Ensayamos durante 6 meses con la idea de hacer un espectáculo que se llama “Laura Fidalgo hoy”. Hay una posibilidad de traerlo en enero para la Argentina, y después llevarlo a Chile, España, Francia…

-A full ¿En qué consiste?
-La base de la música es toda pop, y cada cuadro tiene distintas disciplinas. Hay un flamenco, un fanky, un blues y un rock. En San Pablo la verdad que terminamos con un éxito increíble.

-¿Cuánto tiempo estuviste en Brasil?
-Se hizo un solo show. Pero en total estuvimos dos semanas, porque hicimos varias participaciones en programas de TV de allá.

-Ah ok, estuviste una semana. Porque por lo que leímos acá parecía que ya eras brasilera más o menos…
-No, nada que ver. Pero para mí la verdad que fue algo buenísimo, porque nunca había ido a trabajar a Brasil. Este espectáculo es muy “Madonnesco”, y allá me titulaban como ¡La estrella pop de la Argentina! Fue bárbaro…

-Ahora… Esto nada que ver con vedette ¿No?
-No, vedette no. Cero vedette.

-…
-Yo trabajé acá de vedette y puedo volver a hacerlo en cualquier momento. Pero el año pasado me fui a trabajar con el valet de Julio Bocca al exterior. Estuve en España, me convocaron para hacer la tapa de “Interview” ahí en Madrid y a partir de eso me fui a París a trabajar en el “Moulin rouge”. Ahí la vedette tiene que medir de 1.70 mts para arriba ¿Entendés? Tiene que saber cantar, bailar y actuar.

-Ah! ¡Igual que acá!
-Acá está muy distorsionada la palabra vedette, y eso me da bronca. Hoy por hoy hay una chica que es una figura mediática y ya dicen que es vedette. Tiene cola, cara, lolas… y dicen “¡Qué mona que es! ¡Es vedette!”. Esto a mí me fastidia porque vengo preparándome desde hace muchos años…

-Y claro…
-Después de tener esa experiencia y estar desde los 6 años como bailarina clásica… es como que hoy acá no me interesa trabajar como vedette. Salvo que me caiga un guión o un libreto bueno en donde la palabra vedette signifique lo que es. Donde esté todo muy bien ubicado y donde el capo cómico no denigre a la mujer, porque eso me parece muy berreta…

-Por esto es que dijiste en una nota una vez: “Vine a reivindicar la palabra vedette”?
-Claro. En el ´98 junto a Enrique Pinti reivindicamos el tema de la revista. Él como capo cómico y yo como “vedette”, figura que después de Nélida Roca y Nélida Lobato había desaparecido. Yo venía de la escuela clásica y ya había hecho un montón de cosas, así que me presenté a una audición en el Maipo con 500 chicas. Me tomaron audición Lino Patalano, Enrique Pinti y Julio Bocca, y quedé como única vedette.

-¿Pinti no tiene esto de denigrar a la mujer?
-¡No! ¡Nunca! Pinti como capo-cómico es el mejor y como ser humano es algo increíble. Lo admiro. Enrique tiene la humildad de los grandes, aprendí mucho de él.



-Se va terminando un año que no arrancó del todo bien para vos. Leímos que tuviste una depresión al principio…
-No, no es que tuve una depresión…

-Es lo que leímos
-Lo que pasó fue que estuve haciendo una obra de teatro “Más que amigos”, con Hugo Arana. Cuando terminó la temporada, me ofrecieron llevarla a Punta del Este. Conseguí un inversor y llevé toda la obra yo sola para allá. Me ocupé de la marquesina, las fotos, el vestuario, la escenografía… todo! ¿Entendés? Entonces es como que fue mucho desgaste, y… ¿Cómo decirlo? Digamos que no hubo un “feedback” con la parte de la producción… (se ríe)

-Huele a que estás siendo muy diplomática…
-Si si… porque yo no filtro lo que digo viste? Y por ser así de espontánea que soy ¡Ya me metí en una mal! (risas)

-Bueno y qué pasó?
-Yo voy siempre para adelante y el no ver esa respuesta de parte de esta gente me produjo mucha angustia. Me llevó a comerme la vida… Y bueno nada, lo dije una vez así en un pasaje en una nota y lo pusieron. A mí cuando me pasan esas cosas por lo general me escondo, no me gusta hacer alarde de la pena. Sino que trato de darle a la gente un pensamiento positivo. Todo es tan complicado en este país que yo siempre trato de buscarle lo bueno para seguir adelante.

-¿Sos de hacer balance del año?
-Voy haciendo balance día a día, es un problema que tengo. Como soy muy exigente conmigo misma muchas veces eso no me permite el disfrute total de lo que hago. Pero “Balance” no. Aunque ahora que lo pienso fue muy positivo: Me fui a Brasil, gané un auto en lo de Marcelo Tinelli…

-¿Qué esperás para este nuevo año entonces?
-Primero salud, y también trabajo, porque vivo de eso…

-La presentación del espectáculo…
-Claro, en enero. Después quiero llevar el show afuera. También está la posibilidad del canto, de armar un disco. Y tengo ganas de hacer televisión que hace mucho que no hago.

-¿Qué te gustaría hacer en TV? ¿Actuación? ¿Una tira diaria?
-Sí, tengo ganas. Me gustaría entrar con un personaje divertido. A mí me encanta la comedia y el poder actuar, bailar. La cosa de lo reo…, de salir de lo que está armado, de lo encasillado. Soy rea… ¡Me encanta vivir la vida!

-Se viene un año con todo entonces…
-Sí! ¡Me encanta! Tengo demasiada energía… Soy inagotable.



Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
Viernes al mediodía. No hay con qué darle al calor. No importa si uno se encuentra en Palermo Hollywood: A esa hora el sol no discrimina. Laura acaba de grabar una participación para un programa de TV y espera sofocada a su taxi en el hall del estudio. Pero también espera a Tarjeta VIP, claro. Es entonces que en un enorme esfuerzo de producción aparece nuestro tarjetón no sólo para acompañarla en la foto, sino también para abanicarla durante la entrevista. Divino el tarjetón.
Ficha Personal
Su carrera como bailarina clásica empezó cuando tenía sólo 6 años. Un tiempo más tarde ya estaba trabajando en el teatro Roma de Avellaneda. Luego desembarcó en la televisión de la mano de programas históricos como “Tato de América”, “Good Show”, “Jugate con todo” y “Badía & Compañía”. Trabajó 4 años junto a Enrique Pinti en el Teatro Maipo, y finalmente el año pasado le llegó su momento de gloria en el cine. La llamaron para integrar el elenco de “Soy tu aventura” junto a Diego Capusotto, Fabio Alberti, Luis Luque y Jorge Marrale. Algo “muy divertido y muy bizarro”, recuerda.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones