¡Consultá Ahora!
  23 de Junio de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Octubre de 2005
Diego Pérez
El humorista de la clase
Habíamos arreglado para hacer la nota en enero, pero por entonces Diego se encontraba en Mar del Plata y la obra que estaba haciendo -“Taxi”- no tenía un servicio homónimo que nos llevara a la costa. Nueve meses después, lo fuimos a buscar a la salida de T y C Sports, donde todos los días conduce “Despertate de una vez” junto al Chavo Fucks.
 

-¿Te sacaste un poco las ganas con el programa que estás haciendo?
-Sí, porque soy muy futbolero. La verdad es que siempre me entusiasmó más ser jugador de fútbol que actor ¡Ojo! ¡Me encanta actuar y amo la actuación eeehh! Pero toda la vida me tiró más el hecho de jugar a la pelota. Esa era mi pasión inicial, como la de todo pibe de barrio ¿No? Jugar a la pelota, y hacerlo en mi club: Platense.

-Te estás dando el gusto entonces…
-Y bueno… Sigo siendo futbolero, sigo jugando al fútbol, sigo trabajando en tele en otros programas; y además acá hablo de fútbol ¡Es bárbaro! Porque aparte lo hago muy relajado, no tengo que tener las estadísticas exactas y todo eso. Digamos que tengo la opinión de un hincha de fútbol…

-¿Diego Pérez es tu nombre verdadero?
-Mi nombre es “Fernando Diego Pérez”. Lo que pasa es que en el barrio había otro Fernando, así que me dijeron “Bueno… ¿Tu segundo nombre? –Diego”. Ahí en el barrio entonces quedó Diego, y de por vida “Diego Pérez”…

-Un nombre común para un tipo que parece común…
-¡Claro! Nunca me quise cambiar el apellido. Más de una vez me dijeron: “Che, buscate otro apellido”, pero no me gusta lo artificial ni lo sofisticado. Decidí quedarme con mi propio nombre.

-¿Cómo van con la obra de teatro “Taxi”?
-Muy bien. Hicimos una temporada bárbara en Mar del Plata, después salimos de gira y nos fue muy bien. En Buenos Aires estuvimos toda la temporada alta y ahora nos vamos nuevamente de gira. Después se viene Mar del Plata otra vez…

-Estuvo Maradona en el teatro
-Sí, y como no se quedó a saludar después me llamó por teléfono y… ¡En realidad lo llamé yo! ¡Obvio! (risas). Sí, lo llamé para ver qué le había parecido. Me dijo que le había encantado, que se había matado de risa pero no había podido quedarse a saludar porque sino la gente lo volvía loco. Y le dije: “Mirá yo también hago un programa a la mañana con el Chavo Fucks todos los días a las 9 de la mañana por T y C Sports. Así que no se si algún día tenés ganas de venir, a mi encantaría…”.

-¿Qué te dijo?
-¡Que ya sabía! “Ya sé que es todos los días ¡Yo lo veo! Me levanto a la mañana, me tomo unos mates y lo veo…”, me dijo.


-Un grande
-Y a los dos días se apareció en el canal. Agarró el auto y se vino de Devoto para acá sin que nadie lo acompañara. Casi me muero. Me agarró un ataque al corazón ese día…

-¿Ya lo conocías personalmente?
-Sí, yo estuve con él varias veces. Hicimos cuatro “Insoportables” (sketch que protagonizaba con José María Listorti en Videomatch), uno de los cuales fue en Canadá, cuando él fue a hacer la rehabilitación con Ben Jhonson te acordás?

-Sí, claro!
-Y bueno… estuvimos en varias situaciones con él. También hemos ido a comer más de una vez. Pero por más que lo haya visto veinte veces cada vez que lo veo a Diego me produce la misma emoción: el mismo sacudón y la misma flojedad de piernas. Es un tipo al que amo incondicionalmente.

-Ante tanto amor ¿No te daba un poco de pudor hacerle “El insoportable”?
-La primera vez sí, pero él se banca todas. Además te la devuelve eeehh!
Es un tipo que tiene mucho humor, así que se divierte. Te cuento una cosa que me llamó muchísimo la atención. Una vez me agarró y me dijo: “Escuchá el contestador que tenemos en casa”, y me hizo escuchar un mensaje en el que hablaban las hijas y decían algo así como: “Dejanos tu mensaje, y sino… Andaaaaa!”. Yo no lo podía creer…

-¿El “Andaaaaaa” fue un invento tuyo?
-Fue espontáneo. Una vez estábamos haciendo una nota, y José María (Listorti) trataba de darle un cierre. Pero el tipo que entrevistábamos se explayaba demasiado y no terminaba nunca de hablar. Así que salió solo. Los dos nos miramos y le dijimos: “Andaaaaaaaaaaa”. Gustó, y quedaba bueno como cierre de nota. Así que de ahí en más lo dijimos siempre.

-¿Cómo te llevás con la actuación?
-Es algo que me hace bien, que me permite abrir el abanico y cambiar un poco, hacer otra cosa. Soy un tipo que no quiso quedarse nada más que con el humor, así que estudié nueve años de arte dramático con Lito Cruz y Norman Briski. Pero lo que traigo desde la cuna es el humor. Siempre fui el humorista del curso en el colegio, eso lo llevo naturalmente y me abrió muchas puertas…

-¿Qué hay de cierto en el mito del payaso triste?
-No, no. Para nada. En mi caso no. Yo soy un tipo que obviamente cuando pasa una desgracia familiar o existe algún problema de salud no está bien. Pero en mi vida personal me divierto mucho, tengo muy buen humor permanentemente.

-¿Te fue difícil meterte en televisión?
-Golpeé varias puertas, pero a los seis o siete meses de salir a buscar laburo ya estaba trabajando. Fue una búsqueda intensa, pero después no paré de laburar más por suerte.

-Hiciste muchas cosas ¿Qué es lo que más disfrutás hacer hoy?
-Comedia. Lo que más me gusta es la comedia, y sobre todo teatro. Me parece que es donde el actor más pleno se siente, sobre “las tablas”. Ahí se vive todo el contacto con el público. En televisión a lo mejor vos a vas a hacer un capítulo y primero grabás el final, después la escena donde la mina te patéa y terminás grabando donde le diste el primer beso. En el teatro en cambio vas transitando todo como si fuera la vida: primero lo primero, segundo lo segundo. Digamos que eso es mucho más interesante para laburar.

-Pero por otro lado en el teatro hacés una misma obra todos los días ¿No es aburrido eso?
-No, porque uno nunca es el mismo. A veces venís con fiebre… ¡Y un día tu hija empezó a caminar! Siempre sos distinto. El personaje es el mismo, pero vos siempre tenés la posibilidad de abordar algo diferente. A tus compañeros también le pasa lo mismo, y el público lógicamente cambia todo el tiempo.

-Claro
-No es lo mismo como se ríe una persona de Buenos Aires que el público de Mar del Plata que viene mucho más relajado, que viene de la playa. O el público del interior que a lo mejor no tiene la posibilidad de ver a sus artistas favoritos todos los días y de repente te recibe con un afecto muchísimo más cálido. Entonces, por suerte para el actor siempre hay una motivación diferente.

-¿Qué esperás a futuro?
-En una Argentina tan difícil de tener laburo, yo siempre apuesto a la continuidad. Poder seguir laburando de lo que más me gusta que es la actuación, sobre todo en teatro. También con en este laburo de T y C Sports que tanto me divierte hacer. Con eso por hoy es suficiente.

-¿Y Platense?
-Uffff y Platense algún día ¡Campeón de la A! ¡Mirá lo que te digo! Tengo la ilusión de poder verlo con mi viejo que ya es grande, tiene 73 pirulos. Pero siendo que equipos más o menos de la misma estirpe que nosotros como Ferro, Argentinos, Quilmes o Chacarita alguna vez han sido campeones, yo sueño con que alguna vez también nos toque a nosotros.

Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
De a poco fueron saliendo todos los integrantes del programa, hasta que finalmente apareció nuestro entrevistado. Se había cambiado la ropa con la que había salido al aire. Pero al revés de la mayoría de la gente, el trabaja en remera y al terminar se pone una camisa. “Viste? Es que después me voy al programa de Guinzburg”, se apuró en aclarar. Fuimos al bar que está en la misma cuadra del canal. Una informal reunión de post producción arrancaba en la mesa de al lado con toda la gente de “Despertate de una vez”, por lo que no tardaron en llegar las cargadas al momento de la foto.
Ficha Personal
Un día apareció en la televisión haciendo una pequeña participación en “Mi Cuñado”. Pegadito le salió algo en “El agujerito sin fin” con Julián Weich, y más tarde en “Brigada Cola” con Franchella. Después vinieron “Los Benvenuto” y desde entonces nunca paró de laburar. Apareció la oportunidad de “Videomatch” y permaneció ni más ni menos que seis años en el equipo de Marcelo Tinelli. En el medio pasó “Sushi con Champagne” junto a Verónica Lozano y después vino la parte de la actuación con “Primicias”, “El sodero de mi vida”, y la película “Apariencias”. Al margen y paralelamente, ha venido haciendo distintas obras de teatro. Actualmente se encuentra en “Taxi” con Carlos Calvo y Andrea Frigerio.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones